Samstag, 10. Juni 2017

Conociendo Bremen

5 de junio de 2017
A las once y media de la mañana, algunos (Ingrid, Andrea, Leslie, Odette, Ana Paula, Sideré, Árbol) nos reunimos en la estación central para ir a comer crepas juntos.



A las tres de la tarde nos reunimos con los demás junto al Roland, una figura de piedra que data de los años 1400s y mide más de cinco metros. La figura, que se puede encontrar también en otras partes de Europa, es símbolo de libertad.



De ahí, partimos en lo que sería un recorrido por los puntos turísticos e importantes de la ciudad de Bremen. Nuestros compañeros alemanes nos contaron las historias tradicionales de la ciudad, como la de los músicos de Bremen. La gente dice que si se tocan las patas del burro se tendrá buena suerte.



Luego de eso, tuvimos la oportunidad de ingresar a la Catedral de Bremen y deleitarnos con sus hermosos interiores.



Un poco más tarde, nos llevaron a conocer el viejo centro de Bremen, donde las calles son estrechas y las casas muy pequeñas. El maestro Domingo nos explicó que el tamaño se debía a que antes las aguas del río Weser subían y la ciudad se inundaba. Si las casas eran grandes, eran destruidas. 



Nuestro recorrido terminó junto al río Weser, el cual es uno de los más grandes de Alemania y llega hasta el Mar del Norte. 



Como actividades extra, quisimos ir a comer algo a un restaurante cercano y después divertirnos jugando boliche.



Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen